Apoderate de tus derechos y colaborá a apoderar a las demás

Comparte esta página

Historias de Éxito

Por un accidente que tuve, mis ingresos se vieron afectados, y me atrasé en el pago de mi hipoteca. Gracias a la información que pude obtener de Ayuda Legal Puerto Rico, pude entender que el banco tenía la obligación de orientarme sobre todas las alternativas de mitigación de pérdidas que tienen disponibles y no podía negarse a aceptar mis pagos parciales mientras estubiese en loss mitigation.

Claudia, 48 años

Río Grande

Al fallecer mi esposa, la casa que vivíamos se atrasó en los pagos de la hipoteca. Aunque solicité mitigación de pérdidas, el banco decidió demandarme sin haber culminado la evaluación de la modificación que solicité. Una de las primeras cosas que aprendí al acudir a Ayuda Legal Puerto Rico es que es ilegal que el banco me demande sin haber terminado la mitigación de pérdidas. Al enfrentar al banco con esta situación, pude detener lo que hubiese sido la ejecución de mi casa y el de mis hijas.

Nardo, 33 años

Carolina

Luego de 40 años como maestra de español, decidí jubilarme. Me comuniqué con el banco para solicitar un ajuste al pago de la hipoteca, sabiendo que solo me faltaban 5 años para saldarla. Me sorprendí escuchar que no podían evaluarme para una modificación, a menos que me atrasara en el pago. Toda mi vida había cuidado de mi crédito, y no entendía porque el banco me pedía atrasarme, para poder evaluarme. Decidí orientarme con Ayuda Legal Puerto Rico, y no solo aprendí que esa petición del banco era ilegal, sino que no podían discriminar conmigo ni por edad, ni por género.

Alandra, 66 años

San Juan